El arte del comunicado oficial

Velio Ortega

Pongan atención, noveles reporteros y estudiantes de comunicación, a esta vera historia:

En el estado de Guanajuato se registró un fuerte terremoto. Tanto así, que a las oficinas de Comunicación Social del Gobierno del estado llegaron muchísimas solicitudes de información. Las de los medios locales fueron ignoradas; las de los nacionales fueron atendidas vía convenio de publicidad, pero hubo dos que recibieron tratamiento especial.

El New York Times escribió:

“Supimos que en Guanajuato se registró movimiento telúrico trepidatorio, posiblemente en escala 8 de Ritcher. Favor de informarnos si localizaron al epicentro y cuáles fueron las consecuencias del mismo”.

Otro correo era enviado por Greenpace International, que a lo anterior agregaba la solicitud de información sobre alteraciones y daños a la flora y la fauna de la entidad.

El gobernador MMM citó a su gabinete a reunión de emergencia y fijaron un plan de respuesta a ambos correos electrónicos.

Una semana después convocaron a prensa local, nacional e internacional a una emergente rueda de prensa.

Ahí estaban los funcionarios estrellas del gobierno de MMM con el procurador Carlos Zamarripa y el secretario de Seguridad Álvar Cabeza de Vaca al frente. Junto a ellos estaba un grupo de malnutridos pobres diablos, con facha de campesinos, todos madreados y cabizbajos, presentados con sus nombres y sus respectiva N para ocultar sus identidades, acorde al nuevo sistema penal acusatorio (y solicitando que pusieran una rayita negra en sus ojos para no agraviar su presunción de inocencia). Correspondió a Zamarripa leer el comunicado oficial:

“En respuesta a la solicitud de información que nos hicieron diversos medios y organizaciones, informamos lo siguiente:

Gracias a nuestros servicios de inteligencia policial y con el apoyo de la infraestructura del Programa Escudo, pudimos localizar al grupo subversivo de Los Telúricos, quienes en alianza con Los Trepidatorios, formaron grupo que disputa la plaza con otros cárteles, entre ellos el peligroso Jalisco Nueva Generación y los criminales de los Zetas.

En una operación quirúrgica, elementos de élite de las Fuerzas de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, con apoyo con policías de más de 20 municipios, logramos la captura de Gervasio N., a quien presentamos ante ustedes junto con varios de sus cómplices, y a quien se le conoce con el sobrenombre de Epicentro, mismo que encontramos escondido en una casa de seguridad cuya ubicación no damos a conocer para no entorpecer las investigaciones.

Sólo podemos informar que el presunto delincuente estaba custodiado por un grupo de lugartenientes disfrazados de niños, mujeres y personas de la tercera edad. En la refriega, el grupo criminal tuvo cuatro bajas, pero logramos capturar a su cabecilla.

Respecto al americano llamado William Ritcher, quien sabemos es el enlace para la compra de droga que será distribuida en los Estados Unidos, tal como lo señaló la información previa a la que tuvimos acceso, él y sus ocho guardaespaldas, todos fuertemente armados, tuvieron sólo una escala en Guanajuato y huyeron hacia el vecino estado de Michoacán. Elementos policiales de ambas entidades realizan la búsqueda correspondiente y esperamos su captura de un momento a otro”.

Luego intervino Cabeza de Vaca:

“Nos solicitaron desde Inglaterra localizar a las señoritas Flora y Fauna, a quienes encontramos en un pueblo del noreste y vimos que ya no estaban alteradas.

No obstante, los eficientes servicios de salud del gobierno del estado las atendieron para evitar cualquier alteración consecuente”.

Finalmente, el secretario de Gobierno, Gustavo Rodríguez Junquera, cerró la rueda de prensa:

“Con estas acciones demostramos que en Guanajuato no hay impunidad y evitamos que grupos delictivos actúen en la entidad.

 

Es pertinente aclarar que no los capturamos antes debido a que tanto nuestros organismos de rescate como las fuerzas de seguridad concentraron sus trabajos y esfuerzos en atender a la población del estado debido al fuerte sismo que nos sacudió”.

Related posts