Hasta Cuanto Resistiras México??

Jesús Sosa León

Hasta donde alcanzará a estirar el tejido social de México sin que reviente?

Cuántos tirones más resistirá su estructura sin romperse?

Más que en ningún otro momento de su historia moderna, hay un grave riesgo de colapso para México. Las campañas políticas, que están por arrancar, serán el indicativo y el detonante. Si los actores políticos no dejan de insultarse, de ofenderse y de lanzarse bombas de lodo y excremento, los simpatizantes de ellos irán calentando sus ánimos hasta un punto imprevisible.

Hay una gran inquietud e incertidumbre acerca de lo que puede pasar en nuestro vapuleado país; hay inquietud y hay duda, sin embargo donde se ven certezas es en las previsiones económicas que nos confirman que el peligro viene y es real.

Punto toral, son las  negociaciones para refrendar, reacomodar o, de plano, desaparecer el Tratado de Libre Comercio, ahí las  cosas están que arden. Al parece que el presidente Donald Trump es el único que tiene una visión muy clara de lo que ese país quiere lograr de las negociaciones-

Mientras, el gobierno mexicano esta “tronándose los dedos” tratando de adivinar qué se viene en este proceso… aun cuando los problemas y dificultades en una economía de rumbo indefinido como la nuestra, ya han comenzado. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, ha indicado  que el alza del Producto Interno Bruto nacional se quedará este año en el 2.2%, cuatro décimas aun menos de lo que calculaba, La OCDE fija este panorama ante  la incertidumbre sobre la política comercial de  Trump, aunado a la caída de los ingresos petroleros y el efecto de los severos ajustes en el gasto público.

Y  aunque es de esperar que México no perderá todos los beneficios de su intercambio comercial con  el vecino del Norte, si es factible que la relación se verá afectada por los posibles diferendos que se tengan por los anuncios que han hecho Trump.

La propuesta de este es implementar una política proteccionista que echaría abajo los tratados de libre comercio, especialmente el suscrito con México.

Algo que también es muy grave y equivaldría a una  guerra comercial, será el cumplimiento de su promesa para aumentar hasta en un 45% las tarifas de productos mexicanos y chinos.

El gobierno estadounidense ha advertido que se podría imponer un arancel de 35 % a los autos fabricados en este país, cosa sumamente significativa ya que el 56 % de los 3,6 millones de automóviles que se producen en México van a ese país.

Si los mexicanos no despertamos y nos “ponemos las pilas”, vemos a ser presa fácil de ese panorama económico que  amenaza con acelerar el colapso…

Comentarios Facebook