Desde La Mesa Cuatro

El Parroquiano

Platicaban en la MESA CINCO, la de los desconfiados, que quien puede creerle al hijo del cantante de la voz cansina Pepe Aguilar, quien se ha declarado INOCENTE en un tribunal  de los Estados Unidos, acusado por trafico de personas; el jovenzuelo  fue detenido recientemente  en la garita de San Ysidro, en la frontera de San Diego y Tijuana, cuando un perro detector de los agentes fronterizos, localizaron en la cajuela de su vehículo a cuatro personas de nacionalidad china que le habían pagado entre 3 mil y sesenta mil dólares por meterlos de contrabando a ese país… Dicen los oficiales migratorios que al abrir la cajuela y ver a los chinos apretujados en el portaequipaje del carro, el jovenzuelo emp0ezoo a gritar: “¡¡Sorpresa, sorpresa… pero ya ven que defectuosos son estos carros chinos que ni los revisan al entregarlos y se vienen pegados los obreros sin que uno se de cuenta… Sorpresa, sorpresa!!”

Uno de los parroquianos llegó muy saleroso a la taberna, repartiendo llaveritos en forma de pescadito a todos y sacudiéndose los pies diciendo en voz alta, para que todos lo oyeran que aun traía arena entre los dedos, como para que supieran que había ido de vacaciones… Solo que no se dio cuenta que no les había borrado un letrerito que tenían los tales llaveros y que decía: “Importaciones Celaya”…  Uno de sus compañeros de mesa, dejándose llevar por la insidia,  comentó a los demás que él es vecino del susodicho y que le consta que nunca salió de su casa y que si trae arena en los pies es porque su mujer lo puso a levantar una barda en el patio trasero de su vivienda…

Alguien de la MESA OCHO, platicaba acerca de que el ex presidente panista Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, aspirante presidencial aprovecharon los días de Semana Santa para viajar a Galicia, España.

Enterado de los vaivenes políticos, y ferviente admirador de don Felipe porque empina fuerte el codo, el parroquiano aquel también comentó que el blanquiazul y señora, se alojaron en la casa de la familia Mouriño. Uno de sus compañeros de mesa, hastiado de la platica, reviró que como no iba a ir a España don Felipe si fue a pedir cuentas a los Mouriño de los cuales es socio desde que traficaba influencias para invertir en México. Además, como están próximas las campañas, debe haber encargado ya una operación publicitaria como aquella de: ”AMLO, un peligro para México” y que tanto rendimiento le dio “haiga sido como haiga sido”

Related posts

Leave a Comment