Desde La Mesa Cuatro

El Parroquiano

Un parroquiano llego con la novedad que un primo suyo encontró en la calle al ex presidente Vicente Fox, caminando como loquito y murmurando que, si el pueblo de México no se encarga de López Obrador, él personalmente trabajará para evitar que llegue a la Presidencia. “me voy a encargar, yo personalmente, que ese cuate no llegue, decía
, yo tengo mis mañas”… Al escuchar esto, otro parroquiano comento: “Ah que loquito… Si no la sabe controlar mejor no la fume maistro”

Dos parroquianos que se sientan en la misma MESA TRES, la de los analíticos, discutían agriamente. Uno, defendiendo las medidas alcistas del Gobierno Federal como necesarias y otro, atacando la falta de palabra y de sensibilidad social de Peña Nieto. La discusión llegó casi a los golpes cuando este último aseguró que los asesores y estrategas de Peña están perdidos porque no salen a la calle ni alcanzan a percibir la razón del ” mal humor ” y el encamorramiento nacional y creen que todo es cuestión de crear una “Imagen cercana a la gente”; y que bastará con modificar físicamente al presidente y cambiar el discurso. Como siempre, el tabernero ejerció su paternal autoridad; sentó a los rijosos y los contentó con una buena botella de vino que los hizo cantar juntos otra vez y hasta ofrecer pagar sus respectivas cuentas como hermanos.

Aunque es demasiado pronto, los muy diversos de la MESA CUARENTA Y UNO, ya andan auscultándose entre ellos a fin de encontrar un candidato idóneo para recuperar el IV Distrito electoral del Congreso de Guanajuato que, tan dignamente, representó el entonces diputado Guillermo Romo… Si. Aquel que en su maletín no traía propuestas ni proyectos, sino gel para la cara, gel de esperma de tiburón, delineador, gel humectante nutritivo con espermas de tiburón para el cutis, para la piel “para que no se vayan marcando las líneas de expresión” dijo cuando fue sorprendido por un reportero en un baño del Congreso. Decía el legislador: “Nos estamos preparando para vernos bien para nuestro pueblo”. Los de la MESA CUARENTA Y UNO, -entre grititos y aplausos- esperan sacar un buen candidato para el 2018, confiados en que cada vez son más sus simpatizantes como para arrasar y ganar hasta la presidencia del Congreso.

Related posts

Leave a Comment