Destellos de Vida

Dejame que toque tu piel.
Saby Cash

Dejame que acaricie con mis labios tu cuerpo,
Dejame que te mire, a los ojos, cada vez que me amas.
Dejame que suspire tu aroma con olor a madera.
Dejame que te regale mi cuerpo, y sientas un
milagro en tu piel, cada vez que me haces el amor.
Dejame ser tu tentación y tu pasión a la vez.
Dejame y dale permiso a tu piel, el sentir mis
latidos que salen por mi voca y que ésta evoca
un suspiro lleno de colores y con melodías, las
cuáles forman la más dulce imagen, que guarda
tu pensamiento.
Yo te entrego todo lo que una mujer le puede
entregar a un hombre, al cual ama sin reservas.
Toda mujer cuando ama, sabe dar lo mejor y
hace la más rica comida y se convierte en su
deliciosa bebida, y que sacia su sed de amar.
Dejame mirarte, y sentirte…, esa apasionante
destellante pasión que sale de tu corazón.
Dejame amarte y hacerte feliz.
No te resistas, ya que tu eres mi cielo, mi tierra
y mi mundo va ha estallar en tus brazos, y
gritaré tu nombre en tu oídos.
Eres mi cielo, al que buscó al despertar, el
cual quiero tocar, y saborear.
Eres mi cielo en el cual vuelo, sin eserva,
sin miedos, sin reproches, y sin oscuridad.
Dejame tocarte y amarte, cada vez que así
lo quiera yo.
Eres mi burbujas que estallan en mi corazón,
y hacen un fieston en tu piel; eres mi
champán favorito, el que bebo noche tras
noche; y me emborracho con tu aroma, con
tus besos. Y son los besos más deliciosos
que recibe mi cuerpo; el cuál te lo entrego
sin reserva y tabúes.
Hoy hago el amor, con el amor que me regalas.
Sigues dentro de mi pecho, y yo sigo suspirando.
Dejame tocar tu piel con mi alma.

Comentarios Facebook

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas