Destellos de Vida

Querida Madre.

Saby Cash

No se cómo se encuentra de salud.
Hace tantos años que he querido saber de Usted.
Del cómo éstas y como se siente.
La verdad no sé, el como empezar
a escribir ésta carta.
Me da pena el abandono, en el cual la he tenido.
A causa del destino.
También me duele mucho, el aceptar que
he dejado que el tiempo pase.
La busque, vaya que la busque.
Quise decírselo.
Lo siento, lo siento mucho.
Desearía que no fuera así.
Más nada pude hacer.
Las circunstancias nos obligo a estar separadas.
De cuerpo, pero unidad de corazón.
Los años pasaron, uno a uno,
hasta que se hicieron un montón.
Usted  y Yo tan lejos.
Me entristece que cada año, me hago más vieja.
Y Usted también.
El llanto llena mis ojo y moja la carta,
que le estoy escribiendo, para Usted.
Madre, perdonemelo todo.
Le prometí que en Luna llena,
regresaría a casa.
Las Lunas se juntaron y juraron volver.
Pero, ya ve, que no se pudo.
Duele, vaya que duele mucho,
también duele el no recibir un abrazo,
un beso y un te quiero, de Usted.
Pero, estoy convencida de que Dios nos tiene
a ambas reservado un bello lugar y muy tranquilo.
Para que nos digamos todo aquellas cosas,
que no nos hemos dicho, durante tanto tiempo.
Yo aquí y Usted tan lejos.
Vive en otro lugar, llenos de costumbres
Y modales  tan distintas.
No pude Madre mía, comunicarme con Usted.
Nunca me ha sido fácil estar aquí.
Y tan lejos de los seres que amo.
La necesito con urgencia.
La amo.
No sabe cuanto me hace falta, llamarla Mamá.
Que me mire y me diga mi niña amada.
Aunque ya no  lo soy.
Reciba esta carta, Madre mía,
Junto con todo mi amor.
Pronto estaremos juntas.
Y jamás volvernos a separar.
El Destino ya no lo hará.
Y me dará tiempo.
Tiempo para regresar a casa.
Tiempo para decirle, cuanta necesidad
tengo de un abrazo Suyo.
Tiempo para estar a su lado.
El único problema es que el tiempo se agota.
La veré pronto.
La amo.
Dios, Usted y Yo, estaremos juntos.
A Mi Mamita con amor.

Related posts