Diferentes motivos para estirar la mano.

Fotografía: Martín Rodríguez.

“Nada es más desastroso que un ministro predicando un evangelio adulterado a un pueblo ciego, sordo y sin discernimiento.”

Charles Spurgeon.

Comentarios Facebook

Related posts