El Arzobispo emérito de SLP sacó del país al cura acusado de violar a más de 100 niños: Athié

Eduardo Córdova: Cura acusado de violación
Ciudad de México, 1 de julio (SinEmbargo/Pulso/Vanguardia).– Alberto Athié Gallo, ex sacerdote de la Arquidiócesis de México, dijo que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de San Luis ha sido “negligente” por no llamar a declarar al Arzobispo emérito Luis Morales Reyes a quien señaló como responsable de sacar del país al cura Eduardo Córdova Bautista, acusado de abusar de unos 100 niños en esa entidad durante sus 30 años de servicio.
En tanto, en Coahuila los casos de pederastia en el estado continúan en hermetismo, tanto de la Diócesis como de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quienes no dan mayor información sobre los curas implicados y cuáles son los avances en los casos.
Por el lado de la Diócesis de Coahuila no se recibió respuesta ante estos casos, Esmeralda Sánchez, titular del Departamento de Comunicación, expresó que el Obispo Raúl Vera López  ya no va a hablar del tema y que no hay nada más que decir.
En la Procuraduría no se ha brindado mayor información, pues no hay ningún avance en los casos.
Por su parte,  Alberto Athié condenó los dichos de la Procuraduría sobre que el sacerdote se ha sabido esconder.
“Mi pregunta es si las autoridades ya fueron a ver a Luis Morales Reyes, han sido negligentes en materia de investigación y los potosinos deberían de presionar para saber si [Eduardo Córdova Bautista] salió del país o no”, afirmó el activista.
El Procurador de Justicia del Estado, Miguel Ángel García Covarrubias dijo este martes que Córdova Bautista se ha sabido esconder muy bien, porque si no se le puede localizar en una vivienda o en una Iglesia, es complicado establecer una línea de búsqueda.
Explicó que la Procuraduría General de Justicia ha cumplido con el envío de la voz de alerta a la Interpol para la búsqueda a nivel de otros países. “Esperamos que pronto se logre su captura”.
El Procurador dijo que no ha sido posible encontrar una línea segura de búsqueda del religioso, que “se encuentra ilocalizable” y no hay una vivienda dónde ubicarlo, una iglesia u otro sitio.
“Lo buscamos en su domicilio y en las determinadas iglesias o conventos donde pudiera estar, de ahí que se hizo la petición a nivel internacional para su localización”.
Explicó que todavía se está trabajando para armar bien el asunto donde pudieran comparecer los arzobispos eméritos para esclarecer los hechos.
Al respecto, Athié Gallo señaló que la Procuraduría ha sido negligente en materia de investigación.
“Lo que sé es que Luis Morales Reyes habría ayudado a sacarlo del país, mi pregunta es si las autoridades ya fueron a verlo o lo llamaron para declarar si es verdad, afirman que no lo han encontrado y hacen una alerta roja a la Interpol cuando no saben si salió del país, las autoridades locales deben de saber si salió o no”, afirmó Athié.
Señaló que primero hay que buscar a Córdova Bautista dentro del país y que los potosinos deberían de presionar a las autoridades para saber la verdad acerca de su salida del país.
“Eso se puede saber y luego hacer el llamado a declarar al señor Morales, porque hay un dato que apunta a que le ayudó a salir del país, los ciudadanos tenemos la información y la procuraduría no se ha movido”, agregó el activista.
Dijo que cuando se denunció el caso de abusos por parte de religiosos en San Luis Potosí, la Procuraduría informó que como no había denuncias, no existían tales abusos.
“Como si hubiera íntima relación entre denuncia y delito, cuando sabemos que en México los delitos no se denuncian, cuando este tipo de delitos se persiguen de oficio”, dijo.
Eduardo Córdova está entre los más buscados de la Procuraduría del Estado, acusado de los delitos de abuso sexual de menores y por quien piden colaboración de la ciudadanía para dar con su paradero.
Los potosinos no son ajenos a los escándalos de la pederastia clerical, en los últimos diez años se han registrado al menos tres casos semejantes en la zona metropolitana de la capital y en Soledad de Graciano Sánchez, un municipio que colinda con San Luis Potosí y con Villa Hidalgo. Incluso hubo uno en el que la víctima, una joven alumna de un colegio dirigido por la orden salesiana, fue violada y asesinada.
Sin embargo, con toda la gravedad que pudieran revestir los otros casos, el del sacerdote Eduardo Córdova Bautista, acusado de la menos 100 casos de pederastía, tiene una clara diferencia: que aquellos, en menor o mayor medida, generaron confrontación en la sociedad potosina. Hubo sectores que defendieron la inocencia de los religiosos involucrados y se unieron a la Arquidiócesis, aún cuando la evidencia llevó a dos sacerdotes a prisión.
EN COAHUILA, CALLAN SOBRE PEDERASTAS
En marzo de este año, Norberto Ontiveros subprocurador Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Coahuila, dijo que no se castigará a nadie aunque se comprobara un delito, pues el único caso donde existe una acusación ya prescribió.
Hace un año, Vanguardia dio a conocer el caso de los curas pederastas tras revelaciones hechas por el obispo Raúl Vera López y que fue ampliada por el testimonio de una persona que fue víctima de tocamientos, cuando tenía 15 años de edad; esto habría sucedido en 2003.
El funcionario estatal señaló que a diferencia de otros delitos, como la violación, el de atentado al pudor prescribe a los cinco años y como el entonces menor o sus tutores no lo denunciaron, éste ya prescribió.
Mientras esto sucede en Coahuila, en Autlán, Jalisco, apenas la semana pasada fue detenido el sacerdote Javier García Rodríguez tras ser acusado de agredir sexualmente a una menor cuando fue alojado en casa de una familia. Éste es el segundo caso que se registra en este municipio por lo que el Obispo Gonzalo Galván renunció a su cargo.
En agosto del año pasado, dos sacerdotes de San Luis Potosí fueron detenidos tras ser acusados de violar a menores de edad.
Christopher Pierre, nuncio apostólico en México, advirtió este lunes en visita por Torreón que no habrá tolerancia para religiosos que abusen de menores.
“La Iglesia nunca se ha escondido, hubo casos muy difíciles (…), cuando un sacerdote comete este tipo de abusos, la prioridad es el derecho de los niños”, dijo.
-Con información de Oliver Guevara y Martín Rodríguez de Pulso y de  Sandra Naal de Vanguardia

Comentarios Facebook

Related posts