Ford finalmente le pagó a SLP unos (pocos) millones por planta cancelada

Esto costo de las presiones de Donald Trump.

Alejandra Arteaga Editora de Negocios

Reuters Staff / Reuters

Letrero a la entrada del parque industrial de Ford Motor en San Luis Potosí, México, 4 de enero de 2017.

La automotriz estadounidense Ford Motor Company finalmente le pagó al gobierno de San Luis Potosí por haber cedido ante las presiones de Donald Trump y cancelar el contrato para la construcción de una planta en ese estado.

El 3 de enero, Ford anunció la cancelación del proyecto para construir una planta de mil 600 mdd en San Luis Potosí, luego de que el entonces presidente electo Donald Trump criticó a varias automotrices por trasladar su producción de automóviles a México y las amenazó con fijarles un impuesto fronterizo.

Ford pagó 65 millones de dólares (1,169 millones de pesos), monto que, según informó el gobierno de San Luis Potosí en un comunicado, es “el máximo estipulado en el convenio para cubrir gastos realizados”.

Lo que habíamos reservado en el cuarto trimestre fueron 199 millones de dólares. Lo hemos reducido a 46 millones de dólares”, dijo el CFO de Ford.

El monto que pagó Ford es mucho menor a lo que la automotriz tenía contemplado para la indemnización a San Luis Potosí el año pasado.

En su reporte del cuarto trimestre de 2016, Ford informó que había destinado 199 mil millones de dólares (3,582 millones de pesos) al pago de la cancelación de la planta en San Luis Potosí.

“Eso fue principalmente por los costos asociados con la devolución del sitio a su estado natural, y también compensar al gobierno estatal por el costo que incurrió en términos de poner la infraestructura”, informó Ford en ese entonces.

Ford cancela planta e inversión de mil 600 mdd en México

Luego vino un largo proceso de negociación entre Ford y el gobierno de San Luis Potosí para determinar el monto de la indemnización, que terminó siendo de 65 mdd, muy inferior a los 199 mdd que Ford había destinado para este proceso.

“Y eso es impulsado por el hecho de que reevaluamos la cancelación asociada a la cancelación de nuestra planta en México”, dijo el CFO de Ford.

Al presentar sus resultados en el primer trimestre de 2017, el Bob Shank, el director financiero de Ford (CFO, por sus siglas en inglés), informó que habían logrado un saldo a favor de 24 millones de dólares en sus costos debido a un reajuste en el pago de la indemnización.

“Y eso es impulsado por el hecho de que reevaluamos la cancelación asociada a la cancelación de nuestra planta en México. Lo que habíamos reservado en el cuarto trimestre fueron 199 millones de dólares. Lo hemos reducido a 46 millones de dólares. Así que los cargos de cancelación en esa base serían de 153 millones”, dijo Shank.

El gobernador Juan Manuel Carrera informó que habían concluido “las arduas negociaciones con Ford” y que, de los 65 millones de dólares, 43% de los recursos son para recuperar lo erogado como primer pago para la adquisición del terreno y 57% a “liquidar el costo de dicho predio”.

Con esto, el gobierno de San Luis Potosí será el dueño de las 220 hectáreas del parque industrial WTC2, donde estaba planeada la construcción de la planta de Ford.

 

Related posts