Gobernador irresponsable

Arturo Miranda Montero

Miguel Márquez juró en 2012: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la del Estado de Guanajuato y las Leyes que de ellas emanen y desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo que me ha conferido el pueblo, para bien de la Nación y del Estado de Guanajuato, y si así no lo hiciere, que el pueblo me lo demande”. Pues ahora, la demanda por su falta de previsión y por sus decisiones indebidas lo ha alcanzado.

Siempre con excusas, su peloteo recurrente para culpar a otros de sus fallos dieron al traste con su encargo oficial. Es un verdadero irresponsable al que sí se le pueden exigir responsabilidades por como deja al estado que quiso gobernar.

¿Para qué diantres hacen todo lo que hacen para alcanzar un cargo uninominal de tan altos riesgos? Márquez, como su delfín partidario hoy, fueron colocados donde los padrones de beneficiarios y las nóminas gubernamentales dan contacto y redes para las campañas electorales; es decir, desde mucho antes de ser nominados oficialmente por su partido, ya eran señalados como los que seguían. Así es que no pueden llamarse a sorpresa por las circunstancias previsibles o saltonas.

Siempre ha tomado como pretexto la legislación que, a su ver, no sirve a la realidad (problema de la realidad); pero él juró cumplir y hacer cumplir en este territorio todas las leyes para “la conservación del orden, y vigilar la tranquilidad y la seguridad del Estado”. ¿Qué se conserva de eso? Y mírese que dinero ha tenido como jamás ningún gobernador en la historia lo tuvo. ¿A dónde demonios fue a dar?

La violencia criminal que espanta es su responsabilidad: él es el titular, él nombra funcionarios, él ejerce el gasto, él debió cumplir y hacer cumplir. Punto.

Comentarios Facebook

Related posts