Guanajuato y Colima alcanzan un “gran logro”: se catapultan en el top de la violencia nacional

Por Samantha Macías Lagunas

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la cifra de asesinatos en México también registró un aumento en junio de este año, contabilizarse al menos mil 666 homicidios dolosos, contra los mil 450 que se registraron en el mismo mes de 2015. Con esto, la cifra de asesinatos en el transcurso del actual sexenio se elevó a un total de 62 mil 152. En este marco, la violencia en Colima y Guanajuato ha provocado que sean las dos entidades donde el número de asesinatos crece con más rapidez.

Los homicidios en los que las víctimas han sido asesinadas a balazos, así como los intentos de ejecución en uno de los bulevares más transitados, son algunas de las situaciones terroríficas que van en aumento. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México,  (SinEmbargo). – Las jornadas sangrientas en el país han catapultado a los estados de Colima y Guanajuato como dos entidades en potencia en cuestión de violencia y asesinatos. Guanajuato registra una cifra de 441 homicidios en lo que va del año; mientras que Colima se suma con una cifra de 287.

Dichos estados, los cuales anteriormente no habían figurado entre las entidades más mortales del país, ahora comienzan a posicionarse, siguiendo los pasos de Guerrero y el Estado de México, consideradas las entidades más violentas a nivel nacional registrando mil 052 y mil 032 asesinatos respectivamente.

Guanajuato registró al menos 92 asesinatos entre mayo y junio. Colima por su parte tiene una tasa del 39.01 por ciento de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, la cual es también considerada como la más alta registrada en los últimos tres años, ya que tan solo el año pasado su tasa registraba el 23.08 por ciento.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el número de asesinatos en México también registró un aumento en junio de este año, cuando se han contabilizado al menos mil 666, con respecto a 2015, cuando en el mismo mes se registraron mil 450. Llevando así un total de 62 mil 152 asesinatos en lo que va del sexenio.

Veracruz no se ha quedado atrás. En la entidad todavía gobernada por el priista Javier Duarte de Ochoa se ha visto un incremento durante los últimos dos meses, pasando de 74 asesinatos en mayo a 82 registrados durante el mes de junio.

En tanto que Guerrero actualmente mantiene una tasa del 29.32 por ciento, mientras que Sinaloa registra el 17.41 por ciento. Además, Morelos reporta un 14.41 por ciento, Baja California un 14.23 por ciento y el fronterizo estado de Chihuahua con un 13.67 por ciento.

Guanajuato, Insospechado

A fines del mes pasado, el estado de Guanajuato protagonizó un escenario de la barbarie que impera el territorio nacional, sumándose a los estados que pernoctan entre balaceras y enfrentamientos. Autoridades hallaban cuerpos encobijados en campos de futbol, además de reportarse asesinatos a sangre fría, como fue el caso de una madre la cual fue ejecutada frente a sus hijos en León.

De acuerdo el medio local Zona Franca, los homicidios en los que las víctimas han sido asesinadas a balazos, así como los intentos de ejecución en uno de los bulevares más transitados, son algunas de las situaciones terroríficas que van en aumento, pues de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cada vez más son los homicidios y lesiones en los que se utilizan armas de fuego en el estado de Guanajuato.

En su más reciente actualización de datos en los últimos cinco meses del año se han contabilizado 349 homicidios dolosos, de los cuales en 251 se utilizó una pistola.

Mientras que en el mismo periodo de tiempo pero del año pasado, fueron 325 asesinatos violentos de los cuales en 224 las víctimas murieron a balazos.

No obstante, el medio señala un dato importante dentro de la imponencia de las cifras: enfatiza el hecho de que los homicidios y lesiones registrados al Sistema Nacional son únicamente las carpetas de investigación, no las personas, por lo que si en un mismo suceso son atacados o asesinados 2 o más personas, el número verdadero de homicidios no podría ser exacto.

Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), como el Semáforo Delictivo, reportan que en Guanajuato el 54 por ciento de los asesinatos son ejecuciones del crimen organizado, y que de acuerdo a los índices delictivos en la entidad se percibe un aumento de homicidios desde el mes de abril de 2015, además en este año se incrementó un 2 por ciento.

COLIMA EL NUEVO EPICENTRO

Durante el mes de mayo, Colima registró una cifra de mil 746 averiguaciones previas abiertas por homicidio doloso, siendo el mayor número en lo que va del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, según el último informe del SESNSP.

Actualmente ese pequeño estado atraviesa una ola generalizada de homicidios, enfrentamientos, algunos derivados del crimen organizado, donde algunos grupos se disputan la zona.

Tecomán se considera uno de los municipios más violentos por mantener la tasa de homicidios más alta, además comparte límites territoriales con el estado de Michoacán.

La principal plaza que se disputa en Colima es el puerto de Manzanillo, que funge como la puerta de entrada ilegal de precursores químicos para la elaboración de drogas sintéticas, según indican medios nacionales.

TIERRA DE NADIE: ESTADO DE MÉXICO

Hombres armados irrumpieron en una reunión familiar en la colonia Loma Bonita, en Nezahualcóyotl, y dispararon contra las personas que estaban al interior del domicilio en Vicente Guerrero 101. Foto: Cuartoscuro

El Estado de México ha descuidado a su gente, principalmente a sus mujeres. Esa es una denuncia que no cesa y que ha tomado fuerza en el último lustro, cuando la entidad desplazó a Ciudad Juárez, en Chihuahua, como la primera a nivel nacional en cantidad de feminicidios. Sin embargo, las mujeres no son el origen ni el fin del problema. El Estado de México descuidó a todos sus habitantes: niños, jóvenes, adultos y adultos de la tercera edad por igual. No sólo los ha dejado a merced de la delincuencia sino que ha omitido su responsabilidad en el combate de la misma.

En esta entidad, seis mujeres son víctimas de violación cada día. Entre enero de 2011 y abril de 2016, fueron denunciadas 11 mil 254 violaciones: un promedio de dos mil 250 al año, 187 por mes, seis cada 24 horas, de acuerdo con cifras del SESSP.

Los feminicidios no se quedan atrás: aunque la Secretaría de Gobernación (Segob) activó la Alerta de Género para 11 de los 125 municipios en julio de 2015, a menos de un año de su implementación el registro de este delito suma 90 casos. Además, la implementación de esta alarma tardó cuatro años y medio en ser puesta en marcha desde que se realizó la solicitud correspondiente.

Desde que al actual Gobernador asumió su cargo, en septiembre de 2011, en el estado han tenido lugar 16 mil 629 homicidios; de estos, más de 10 mil 300 fueron dolosos, es decir, el 70 por ciento. Asimismo, han sido denunciados 846 secuestros y cuatro mil 574 extorsiones, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública.

UNA SEMANA LLENA DE VIOLENCIA

En Michoacán, durante el pasado miércoles, un comando asesinó a balazos a cinco integrantes de una familia y dejó a otro herido. Dicha agresión se registró en la comunidad de San José de los Pinos en el municipio de Arteaga.

En un comunicado de prensa, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) indicó que ha emprendido las investigaciones correspondientes con relación a los hechos ocurridos en el municipio de Arteaga, en el que cinco personas fueron privadas de la vida y una más fue lesionada.

Además, una mujer muerta a balazos, encobijada y con un mensaje fue encontrada la mañana del pasado domingo, tirada frente a las instalaciones del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Michoacán (ICATMI), en la ciudad de Apatzingán, Michoacán.

El cuerpo de la mujer estaba envuelto en una cobija de color café y a un lado del cadáver fue hallado un letrero dirigido a Gilberto Gómez Romero “El Chanda”, uno de los objetivos criminales que los gobiernos federal y estatal han indicado en repetidas ocasiones que tienen en la mira.

En otro hecho distinto, Juan Carlos Alvarado Rivera, gerente de la empresa “Hielitos”, fue asesinado a balazos junto a otro hombre en un mercado de la colonia Babilonia, en Apatzingán.

 El estado de Sinaloa registra el 17.41 por ciento de los homicidios. Foto: Cuartoscuro

En Veracruz, cuatro hombres y dos mujeres fueron torturadas y asesinadas. Las primeras investigaciones señalaron que entre las víctimas se encontraban un policía ministerial y su esposa. Los cadáveres fueron abandonados en la carretera LimonesTenenexpaen, en el municipio de Manlio Fabio Altamirano. En el lugar también fue hallado un narcomensaje que alude a una confrontación entre dos cárteles rivales y al inicio de una limpia contra agentes ministeriales involucrados con el hampa.

Dicho hallazgo se produjo horas después de que el periodista Pedro Tamayo, quien cubría la fuente policiaca para diversos portales, fuera asesinado por dos hombres armados en su domicilio en Tierra Blanca, de donde anteriormente había huido a principios de año por temor al peligro que corría su vida.

Desde hace casi 10 años Veracruz ha sido el escenario idóneo para los cárteles de la droga, dicho territorio es disputado actualmente por Los Zetas, el Cártel del Golfo y el de Jalisco Nueva Generación, además de ser la ruta más cotizada para el trasiego de drogas e inmigrantes.

El estado de Tamaulipas registró la cifra más violenta el fin de semana pasado, cuando diversos ataques armados ocurridos el viernes por la noche y el sábado en Ciudad Victoria, la capital del estado fronterizo con Estados Unidos, dejaron al menos 14 muertos, entre ellos cinco menores, además de cinco heridos.

En Guerrero, por su parte, un hombre y un niño de 10 años de edad fueron asesinados a balazos, en un ataque armado a una fiesta en la colonia Los Ángeles en Chilpancingo.

En otro hecho, tres jóvenes fueron heridos de bala en un bar, posteriormente un comerciante fue asesinado a balazos la mañana del pasado sábado.

Para sembrar el miedo entre los habitantes, el cuerpo de un hombre desmembrado fue abandonado; el torso y la cabeza del cuerpo de la víctima, los cuales estaban dentro de bolsas de plástico, una negra y otra blanca detrás de una camioneta, mientras que una pierna y otros restos estaban esparcidos en medio de la vía, frente al jardín de niños Leopoldo Díaz Escudero.

Mientras tanto, en el Edomex, específicamente en los municipios de Nezahualcóyotl y Ecatepec, cuatro personas murieron, entre ellas una mujer, entre la noche de ayer y la madrugada de este domingo.

Hombres armados irrumpieron en una reunión familiar en la colonia Loma Bonita, en Nezahualcóyotl, y comenzaron a disparar contra las personas que estaban al interior del domicilio en Vicente Guerrero 101.

En el ataque resultaron muertos dos hombres y una mujer, y otras cuatro personas resultaron gravemente heridas, entre ellas una menor de edad.

Mientras que en el municipio de Ecatepec, un hombre fue asesinado por varios sujetos que lo emboscaron en la colonia Jardines de Cerro Gordo y le dispararon en mas de cinco ocasiones.

VIOLENCIA EN REPUNTE DURANTE 2016

El reacomodo de cárteles está trasladando la violencia del norte hacia el centro y el sureste de la República, donde se encuentran puertos estratégicos para el tráfico de estupefacientes o insumos para la producción de drogas sintéticas. Como grandes cárteles sólo sobreviven el de Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación, coinciden analistas de seguridad y la DEA.

Especialistas han explicado que las cifras de ejecutados registradas en todo el territorio van al alza.

Entre enero y junio, el número de ejecuciones aumentó 26 por ciento, al pasar de 829 durante el primer mes del año a mil 046 en junio, de acuerdo con la medición de este tipo de delitos que elaboró Lantia Consultores.

Las cifras de Lantia muestran que los estados que a mitad de año ya rebasan el total de ejecuciones registradas en 2015 son Colima, Quintana Roo, Puebla, Zacatecas, Nuevo León, Sinaloa y Veracruz.

En Guanajuato, Estado de México, Michoacán, Morelos, Guerrero y Tamaulipas también se ha observado un crecimiento importante en el número de ejecutados.

Esta medición sobre la dispersión de la violencia en el país muestra que en junio se registraron hechos violentos ligados al crimen organizado en 313 municipios del país, en estas localidades vive entre 55 y 70 por ciento de la población de México.

“El derramamiento de sangre en México se debe a una fragmentación de los asesinos de sangre fría, sin escrúpulos, que dirigen las organizaciones criminales.

Son deshonrosos, no tienen ningún código, y no respetan la Ley”, expresó Russel K. Baer, coordinador de la sección de Relación con Medios de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), en una entrevista con SinEmbargo.

En el centro y sur del país, Guerrero es un caso particular ya que la violencia empezó a aumentar desde la segunda mitad de 2014, después de la intervención federal por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. La entidad está dominada por las mafias locales que se reparten las distintas regiones. En la región centro del estado la pelea es entre Los Rojos –que tienen presencia en Chilpanchingo y Tixtla– contra Los Ardillos –que están en la montaña y la Costa Chica–. En la zona norte la rivalidad es entre Guerreros Unidos y Los Rojos; en la región de Tierra Caliente existe la disputa entre un grupo denominado “Los Granados” contra “Los Tequileros”, un remanente de Los Caballeros Templarios de Michoacán, mientras que en Acapulco se siguen presentando episodios muy violentos entre La Barredora y el Cártel Independiente de Acapulco.

Además, la violencia que se ha registrado en el Estados de México y Morelos se debe en gran parte a la salida de células de Los Rojos y Guerreros Unidos, que han buscado refugio en estas entidades.

Related posts

Leave a Comment