Impulsa Municipio ‘Ruta Otomí’ como producto turístico innovador en Guanajuato.

Considera degustación de gorditas de queso y taller de cartonería.

Recorre Municipio y SECTUR templos de Centro Histórico y Santuario del Barrio de Tierras Negras.

“fomentar en la gente esta cultura que no debemos perder (…) es increíble y está de admirarse (…) sabemos que la gastronomía le pega a cualquiera”: RJA.

“por su interés religioso motivarán una ruta turística que podremos compartir a la comercialización de visitantes y turistas”: FOR.

Celaya, Gto.- La ‘Ruta Otomí’ en Celaya y Comonfort, que pretende incluirse como un atractivo turístico más de este municipio y la región, fue recorrida por la Secretaría de Turismo y el Consejo Municipal de Turismo en una tarea de reconocimiento para impulsarla como innovación en el turismo religioso que se ofrece en Guanajuato.

Este producto turístico, denominado ‘Ruta Otomí’, abarca diversos aspectos atractivos como el Jardín Principal, los templos del Carmen, San Francisco y Catedral, el Mausoleo a Francisco Eduardo Tresguerras y principalmente una visita al Templo del Barrio de Tierras Negras.

Allí destaca la colección de pinturas sacras y los murales con temática popular que están plasmados en el atrio de este recinto católico; así también, se puede disfrutar la elaboración y degustación de las gorditas de queso, así como del capón con chicharrón y los atoles de cajeta y ‘otomí’, elaborado con maíz de cacahuacintle y conocido coloquialmente como ‘atole de puscua’; además, los interesados participan en un taller de cartonería artesanal, donde pueden decorar una máscara tradicional.

Este recorrido, que se estima con duración de 9 a 10 horas, inicia en Celaya y traslada a los turistas a Comonfort, particularmente al Templo de los Remedios en la comunidad de Soria, así como al Museo local e incluye una degustación de nieves orgánicas junto al templo parroquial de la plaza Doctor Mora.

En el atrio del templo de Tierras Negras y con la banda de viento de este barrio como marco durante la visita, el secretario de Turismo del Estado, Fernando Olivera, resaltó los vínculos culturales y de tradiciones comunitarias en barrios y localidades que considera este tipo de turismo, relacionados con la gastronomía popular, donde no solo se impulsa el valor agregado a la historia y a las leyendas sino también a la fe.

“en este día estamos dedicando a hacer una ruta religiosa entre Celaya y Comonfort. Estaremos recorriendo algunos santuarios que por su interés religioso motivarán una ruta turística que, a través de operadores turísticos, el apoyo de los Municipios y la promoción y desarrollo de producto de Gobierno del Estado, podremos compartir a la comercialización de visitantes y turistas”, expresó el titular de la SECTUR, quien también participó en el ‘amasado’ de una tradicional gordita de queso hecha en comal, complementada con nopales cocidos y salsa de molcajete.

En este sentido, el director del Consejo de Turismo de Celaya, Raúl Jiménez Arreola agregó que la ‘Ruta Otomí’ abonará a la preservación de las tradiciones de este barrio celayense donde hay evidencia del asentamiento de esta cultura indígena, así como la devoción de la Virgen de Guadalupe que moviliza anualmente a grupos de peregrinos y ahora a turistas y visitantes.

“fomentar en la gente esta cultura que no debemos perder (…) el impacto va a ser el crecimiento que podamos tener en los circuitos y rutas que podamos llevar a cabo (…) el valor que tiene es la fe de su gente, es increíble y está de admirarse (…) sabemos que la gastronomía le pega a cualquiera”, detalló el funcionario municipal.

En la comitiva de casi 30 personas también participó el director de Desarrollo Económico y Turismo de Comonfort José Luis Revilla y el Presbítero responsable de la Pastoral de Turismo de la Diócesis de Celaya Rogelio Segundo Escobedo, así como funcionarios estatales y municipales así como diversos representantes de los medios de comunicación.

Related posts