La alquimia del sabor

Fotografía: Martín Rodríguez.

Alimento humilde, femenino, maternal. Extensión de la Madre tierra. Colorido, jugoso, exótico, picante, agridulce, fresco, variado, abundante. La comida mexicana es un legado legítimo, tradicional y autóctono que se pasa de generación en generación por medio de la tradición oral generalmente de mujeres, de abuelas a madres, de madres a hijas, de abuelas a nietas, que hoy en día alimenta a una población mestiza. Es el resultado del trabajo de las manos campesinas de hombres de tierra, aire y sol. Y de la alquimia de los fogones de las mujeres que trabajan incansablemente en casa, cocinando, tejiendo, haciendo artesanías, cuidando a sus hijos.
Las auténticas guardianas y portadoras del conocimiento ancestral de la elaboración de la comida mexicana original son las mujeres nativas, que trabajan tímidas y humildes detrás del humo y de las ollas de barro y los comales llenos de tortillas hechas a mano.
La comida mexicana se basa en el maíz, símbolo de humildad, que noblemente brinda la posibilidad de transformarse en masa, y a su vez en atole, tortillas, tamales, sopes, quesadillas, tlacoyos, tostadas, y tacos

Related posts

Leave a Comment