Juan Hernández noviembre 13, 2016

Por.- Laura García

Si bien la ciudad de Celaya tiene una variedad de monumentos emblemáticos, existen algunos que sobresalen por su belleza o su monumentalidad, tal es el caso del Puente del Río Laja, que en su tiempo fue considerado una de las estructuras más imponentes del virreinato de la Nueva España. La construcción la realizó el arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras, uno de los principales representantes de la corriente artística del neoclásico.

puente2-1Celaya, desde su fundación fue un paso importante para viajeros y comerciantes que transitaban por la ruta de la Pata, el camino que unía la ciudad de México con las ciudades mineras de Zacatecas y Guanajuato, sin embargo y pesa a su importancia como punto de abastecimiento y descanso, no contaba con un puente que permitiera el cruce del río de la Laja cuando éste aumentaba su caudal en época de lluvias. Los caballos y carruajes solían a travesar por la zona donde las márgenes se encontraban más separadas y por ende había una menor profundidad, lo que en ocasiones significaba un gran peligro debido a la fuerza de la corriente. Pese a la problemática que representaba para la comunidad y los viajeros, no se contaba con los recursos necesarios para la construcción de un puente.

puent-1

En 1803 las autoridades celayenses son informadas de que el virrey  José de Iturrigaray y una comitiva pasarán por la ciudad de camino hacia Guanajuato y lo harán durante la época más peligrosa para cruzar el río Laja, a principios del mes de junio. Dada la relevancia de los visitantes, el cabildo de Celaya comenzó a idear soluciones al problema del cruce. Se estableció que se construyera una canoa de madera lo suficientemente grande y ancha para que pudiera sostener un carruaje y así evitar que la vida del virrey corriera algún riesgo. Aprovechando la presencia del virrey en la ciudad, se le presentó el proyecto que se tenía para obtener capital y construir el puente, ello consistía en concesionar la plaza de toros de la ciudad de Celaya al mejor postor y de los rendimientos obtenidos durante nueve años de corridas se obtendrían los recursos para la construcción del puente, cuyo proyecto de construcción estaría a cargo de Tresguerras.

 

Una vez otorgado el permiso, se informó en la ciudad y lugares cercanos de la concesión de la plaza, después de varias semanas de pregones, sólo había un postor, un queretano llamado Francisco Galván, así que las autoridades pidieron a Tresguerras ser otro postor, a lo que aceptó previa solicitud de un vale de préstamo de Joaquín Natera un celayense adinerado. La tarea de Tresguerras consistió en ofrecer pujas para que el queretano aumentara las suyas y así redundara en una mayor ganancia para la construcción del puente, con lo que el celayense retiró su propuesta en cuento Galván llegó a la cantidad de tres mil cuatrocientos veinticinco pesos.  Una vez obtenidas las ganancias, comenzó la construcción del puente que fue inaugurado en 1809.

Comentarios Facebook

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas