La cultura contra la enajenación social

Tomas Bustos
Sin duda el problema más grave a resolver por la sociedad contemporánea, es el grado de enajenación social, ocasionado por el abandono de valores otrora considerados fundamentales para la convivencia social. El desarrollo económico, especialmente en el campo de la ciencia aplicada, aleja al género humano occidental, del diálogo, y lo deja inerme ante la publicidad y la propaganda política.

Los factores reales de poder, han monopolizado el aprovechamiento de los descubrimientos tecnológicos y, captado el interés y el lugar que la conciencia reflexiva debiera ocupar. Cuando México está muy preocupado por alcanzar una reforma educativa, era prioritario que el gobierno de la república mexicana, colocara en el centro de la atención ciudadana, el interés sobre la cultura. La creación de la Secretaría de Cultura y la promulgación de las leyes que le darán sustento, representan un gran esfuerzo por alcanzar una reforma educativa, cada vez más integral.

La reforma educativa, implica como objetivo toral, el aprecio por nuestra cultura. Este concepto, no está suficientemente definido en la conciencia nacional. Es preciso dimensionar cabalmente el alcance de la cultura como la objetivación de la vida de nuestro país.

La creación de la Secretaría de Cultura, es respuesta contundente a quienes por afanes de lucro o exhibicionismo, pretenden llevar la auto denigración a la sociedad mexicana.

Rescatar la conciencia nacional como patrimonio supremo de la nación, es un objetivo de realización urgente. De ahí la importancia, de afanarnos como sociedad en conocer e impulsar la cultura de lo  nuestro y ubicarla consecuentemente en el entorno mundial. Para la cultura, es de capital importancia el conocimiento dialéctico de nuestra historia; de nuestro desarrollo económico; del cultivo de las bellas artes; del desarrollo educativo, etc. Para poder apreciarlos en el contexto de la ética, la estética y la lógica, como pilares de la filosofía universal.

El conocimiento e impulso a nuestra cultura, debe ser quehacer de la familia y la escuela, en primer lugar, para evitar el deterioro del tejido social y replantear su recuperación, desde una perspectiva nacional, como país inserto en la comunidad de naciones.

Cábenos a los guanajuatenses que un senador representante del estado de Guanajuato, presida la Comisión de Cultura en el Senado y que haya luchado ejemplarmente hasta lograr el impulso que, a partir de la fecha se da a la cultura nacional. El Dr. Sánchez García, honra su grado académico, haciendo realidad, lo que contenido está en las leyes.

Related posts