La Fundación de Santa Cruz de Comontuoso X

Víctor Manuel García Flores

-La Hacienda de Comontuoso, Rincón de Centeno y Santiago de Cuendá.

En 1570 se estableció la hacienda de Los Llanos, el primer asentamiento colonial, en los terrenos del ahora Santa Cruz de Juventino Rosas, cuyo primer propietario fue el español don Gaspar de Salvago. En el año de 1593, fue el establecimiento de la hacienda de Comontuoso, el asentamiento más importante y el segundo más antiguo, de la época de la colonia, en el ahora municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas; en cuyos terrenos, se fundó la actual ciudad.

El primer propietario de la hacienda de Comontuoso, fue el español don Gaspar de Valdés. Los documentos consultados en esta investigación, asientan que los siguientes dueños de la hacienda, los fueron don Agustín De Valdés y Portugal y posteriormente, don Cristóbal Cano y Molina y sus herederos.

Como se sabe, los otomíes, con la creación de las haciendas perdieron su libertad y sus comunidades, al convertirse en peones y vivir en las cercanías de las mismas; sin embargo, con el paso del tiempo, algunos indígenas que le mostraban lealtad al hacendado y que, se ganaban la confianza de éste, empezaron a “ranchear” parcelas, o sea rentar, para trabajarlas por su cuenta, pagando por ello cierta cantidad en dinero o en especie, con los productos de las cosechas. Así, los naturales del lugar que “rancheaban” algunas parcelas, comenzaron a construir sus viviendas al pie de las parcelas que rentaban, por lo que, los asentamientos en terrenos de las haciendas comenzaron a proliferar, ya no necesariamente alrededor de los cascos de las mismas. Esto sucedió también en Comontuoso.

Como ya se mencionó, la actual localidad de Rincón de Centeno, en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, es la población más antigua. Don Cristóbal Cano y Molina, español, vecino de Celaya, en donde llegó a ser alcalde mayor y propietario de la hacienda de Comontuoso, en el año de 1631 vende a don Baltasar Centeno, natural de estos lares, medio sitio de caballería para estancia de ganado.

En estos terrenos, los descendientes de don Baltasar Centeno establecieron el poblado que ahora se denomina Rincón de Centeno.

En 1666, don Cristóbal Cano y Molina, propietario de la hacienda de Comontuoso, vendió al nativo Diego Martín, que había sido su trabajador, un rancho que ya venia rentando el indígena, al sur de la hacienda, de tres caballerías de tierra en 560 pesos oro; como quedó asentado en la escritura de fecha 17 de septiembre de 1666, pasada ante la fe del escribano real Andrés Pacheco, de la jurisdicción de Celaya.

Tiempo después, en 1680, don Juan Cano de Tovar y don Miguel Cano de Tovar, descendientes de don Cristóbal Cano y Molina, el 29 de septiembre venden un cuarto de caballería de terreno de la hacienda de Comontuoso, a los descendientes de Diego Martín: Baltasar, Martín, José, Felipe y Santiago, todos de apellido Martín, en la cantidad de 40 pesos oro; lo anterior, consta en escritura de la fecha, pasada ante la fe de los escribanos reales José de Haro y José Estrada, de la jurisdicción de Celaya.

El terreno que en 1666 fue comprado por Diego Martín y el adquirido por sus descendientes en 1680, en conjunto, en adelante sería conocido como Santiaguillo de Cuendá, actualmente Santiago de Cuendá, localidad del municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas.

Comentarios Facebook

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Ir a la barra de herramientas