La Reelección de los Mediocres

Jesús Sosa León.

Hace unos meses, comentando acerca de la intención del alcalde de Celaya, Ramón Lemus para buscar la reelección en el cargo, la regidora Montserrat Vázquez Acevedo, exclamo: “¡Dios libre a Celaya!”.

Y así como la regidora lanzó esta exclamación, muchos celayenses igual han manifestado y, a veces con palabras altisonantes, su reprobación ante lo que pretende el alcalde: volver a ocupar el cargo desde el cual ha realizado un trabajo mediocre, tirándole a malo. Pero estás expresiones de incredulidad y de enojo se repiten, no sólo en Celaya, sino en prácticamente todo el estado; ya que hay diputados y ediles que, igual persiguen otros cuatro años de chamba, pegaditos al presupuesto.

Alcaldes, miembros de Ayuntamientos y diputados en buen número, han manifestado oficialmente ante el Instituto electoral del Estado de Guanajuato su intención de presentarse en los comicios del 2018.

Y es que desde el pasado 31 de enero, el Presidente de la República promulgó una reforma político electoral que modifica, nada menos que 29 artículos de la Constitución y adiciona otros 11. Uno de estos cambios es la reelección consecutiva de legisladores federales y locales, así como de presidentes municipales, regidores y síndicos.

La idea, puede que sea buena: propiciar una carrera legislativa, para formar diputados más profesionales y enterados; formar trayectorias políticas de los ediles con mayor conocimiento, tanto administrativo como de infraestructura y equipamiento urbano, suburbano y comunitario.

Esa es la utilidad en teoría. La realidad es diametralmente opuesta: los políticos, en estos niveles, no llegan con la idea de innovar, de modificar la estructura municipal ni imponer su sello personal a la actividad que realizan; son, por desgracia, individuos acomodaticios y muchas veces sin talento, que sólo aprovechan sus cargos para lucrar política y económicamente, con la idea de escalar posiciones.

Pocos de estos funcionarios aspiran a ser excelentes; saben qué, mal o pésimo su desempeño, su grupo político lo rescatará para seguir aprovechándose mutuamente.

Ahí tiene usted al Alcalde y demás ediles del Cabildo celayense, extraordinariamente mediocres, que buscaran la reelección en el 2018.

Como decía el ácido periodista estadounidense Franklin P. Adams, en una frase que bien se le puede aplicar a México: “El problema de este país es que hay demasiados políticos que creen, con una convicción basada en la experiencia, que se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo.”

 

Así que la reelección, con pinzas señores, con pinzas!!

Related posts