Protagonistas de Santa Cruz IV

Víctor Manuel García Flores
– De la Fundación y de la etapa final de la colonia
De la Fundación
JOSÉ DE VILLA Y URRUTIA
El 12 de junio de 1717, el virrey ordena al alcalde mayor de León que acuda a la jurisdicción de Celaya, a ejecutar diligencias y hacer un reconocimiento. A su vez, el alcalde mayor de León ordena a su teniente general de partido, don José de Villa y Urrutia para que, oficialmente, haga la división de tierras, llamando a los propietarios de las haciendas afectadas; y así, puedan quedar repartidas las tierras de Comontuoso, El Guaje, Los Amoles y El Rincón.
El 21 de septiembre de 1717, al pie de la Sierra de Codornices, parte de la Sierra Central del actual estado de Guanajuato; previa notificación a la propietaria, don José de Villa y Urrutia se constituyó en el centro de los terrenos afectados a la hacienda de Comontuoso y así, a los criollos e indios arrendatarios de dicha hacienda, que vivían dispersos, le asignó a cada jefe de familia de estos, un solar, correspondiente a una manzana y se dejaron dos solares reservados, uno para la casa curial y otro para la casa de gobierno; el terreno restante, se asignó como tierras comunales. Así se convirtió en una auténtica congregación de criollos e indios otomíes. Fue la asignación de solares y colocación de la Santa Cruz en Vicaría de Comontuoso.
Al nuevo poblado se le adjudicaron 600 varas para cada punto cardinal, partiendo del centro, haciendo los señalamientos limítrofes con cruces de cantera, conocidas como las cruces de los cuatro vientos, como se acostumbraba en esa época. Así, la cruz de cantera del centro del poblado se ubicó en el actual atrio de la parroquia, en donde ahora precisamente se encuentra un monumento, con una cruz en su cúspide, también de cantera, que conmemora el origen del poblado; la cruz del norte, se ubicó en donde actualmente se encuentra la esquina de las calles 5 de mayo y Albino García; la cruz del oriente, en la esquina que forman las hoy calles Netzahualcóyotl y Corregidora; la cruz del sur, en la esquina de las ahora calles 16 de septiembre y Manuel M. Moreno; y, la cruz del poniente, en la esquina actual de las calles 1° de mayo y Benito Juárez.
Un procedimiento similar se realizó en El Rincón, al igual que en El Guaje y en Los Amoles, aunque en estos dos últimos lugares con algunas variantes, pues como se ha precisado, en estos terrenos ya había poblados. El 15 de diciembre de 1717, el teniente general don José de Villa y Urrutia rinde su informe al virrey. El 9 de julio de 1718, el virrey ordena ejecución y colocar las primeras piedras de cuatro parroquias, una para cada grupo solicitante y la veneración de sus santos titulares, naciendo así, estos pueblos hermanos.
MIGUEL DE GUEVARA
Vicario interino de Santa Cruz de Comontuoso en 1718.
JOSÉ BRAVO
Primer vicario fijo de Santa Cruz de Comontuoso en 1719.
ANTONIO RICO
El 11 de enero de 1721, el virrey expidió un decreto u ordenanza, en el que, se nombraban a las personas que habrían de ocupar los cargos del cabildo, en los cuatro pueblos, escogiendo a caciques indígenas, naturales de mayor jerarquía, el lugar de algún español o criollo, siendo elegido don Antonio Rico, como primer alcalde de Santa Cruz de Comontuoso. La ejecución de la fundación del pueblo de Santa Cruz de Comontuoso, se realizó el 3 de mayo de 1721, día de la Santa Cruz.
De la etapa final de la colonia
SEÑORES DE ABENCERRAJE
En el siglo XVIII, matrimonio de origen morisco, quienes llegaron a la ciudad de Celaya, desde Córdoba, España, a fines del siglo XVIII. Adquirieron la hacienda de Comontuoso, en la jurisdicción de Santa Cruz de Comontuoso, misma que reconstruyeron con ventanas ojivales, alfeizares rematados con alamares de estuco y caprichosos herrajes en los barandales que, no negaban el lugar de origen de los señores Abencerraje. Su casa en Celaya, fue la finca que sirvió posteriormente para instalar la escuela de beneficencia que Emeteria Valencia legó a la niñez celayense, en la calle que durante mucho tiempo llevó el nombre de Los Abencerraje, luego el de Carretas y, en la actualidad, el de Emeteria Valencia. Abencerraje es un apellido de origen árabe que abundó en la España dominada por los moros en la edad media.

Related posts