Quiénes aportan para sostener al Estado.

Tomás Bustos Muñoz.

Será importante iniciar una serie de análisis que nos lleven a la reflexión creativa, sobre las columnas que sostienen al Estado mexicano. Es evidente que la sociedad en su conjunto es la piedra angular sobre la descansan las estructuras del Estado, pera es inaplazable saber con certeza, cuándo y porqué, inició la serie de acciones que se tradujeron en el debilitamiento del Estado mexicano, que llegó a ser considerado un milagro por su desarrollo político, económico y social.

Si pidiéramos una pista, podríamos comenzar por analizar las declaraciones del Lansing, quien preconizó la reconquista de México, a través de la educación de sus élites en sus centros de estudios. Él desanimó a sus compatriotas de la idea de imponer un gobernante, por las armas, pues sostenía que una vez reeducadas las élites mexicanas en sus universidades, serían más defensores del sistema político económico y social estadounidense, que ellos mismos.

No es de extrañar el ataque sistemático al nacionalismo revolucionario cuyas tesis hicieron posible el “milagro mexicano”, asunto que no es del interés de las nuevas generaciones políticas y acaso tampoco las corrientes universitarias del pensamiento.

Tal pareciera que el Estado mexicano, tuvo que librar batallas tremendas contra la normatividad originada en la Constitución. La historia de la post revolución, alcanza su grado de desarrollo óptimo en el lapso de los años 30 a los setenta. Sin embargo las ofensivas contra el Estado, nunca cesaron.

La ofensiva conservadora de origen externo y la criolla, han tomado las banderas del conservadurismo internacional y acentuado su belicosidad en el actual sexenio.

En todos los Estados, hay la efervescencia propia de la lucha por el poder, pero en el caso de los países emergentes, parece no ter límites. Los enfrentamientos son de tal magnitud, que no reparan en debilitar a sus Estados para dejarlos inermes ante los desafíos que naturalmente plantean las relaciones entre los países.

Cómo aportamos cada uno para mantener la soberanía del Estado, es una pregunta que de manera especial deberán plantearse quienes han sido beneficiarios de la vigencia de un orden jurídico, que creó condiciones para que muchos accediéramos a los bienes de la civilización y de la cultura y pudiéramos hace efectivos niveles de bienestar que el constituyente del 17 imaginó para todos los mexicanos.

 

También deberíamos enterarnos de quiénes socaban al Estado y no les importa debilitarlo. Sin mucho esfuerzo, la sociedad tendría esa información, pero de nada serviría, si la mayoría no toma le decisión de aportar lo mejor de sí mismo, para fortalecer a la nación. Si omitimos el esfuerzo por ignorancia es hora que el sistema educativo nacional desde la pre primaria hasta el pos doctorado, generen ciudadanos militantes, para el fortalecimiento del Estado.

Related posts