Sindicalismo nuevo…

 

Fotografía: Martín Rodríguez.

El objetivo de la burguesía ha sido la de dividir a los explotados en una masa informe, atemorizada y sin valores.

El sindicalismo “a secas” empeora aún más el panorama. Su representación institucional y política, mantiene firme su rumbo en la negociación con el Estado y la patronal. Aceptando las concesiones que los dominantes le exigen, traicionando así los intereses más elementales de los explotados.

Las medidas de austeridad y recortes, las reformas laborales… se inscriben en esta lógica. Este eterno discurso que afirma que después de una fase de crisis vendrá un ciclo de prosperidad y que los sacrificios habrán valido la pena, ya no es creíble. La civilización liberal ha entrado en crisis.

CRISIS DEL SINDICALISMO: NUEVO DESAFÍO DE LOS ANARCOSINDICALISTAS / FRAGMENTO.

 

Related posts