Usted le teme Al Peje?????

Jesús Sosa León

Pues no debería, ni a López Obrador, ni a Margarita, ni a Miguel Mancera, ni a nadie; a nadie debe temerle y sabe porqué??

Porque usted, yo y más de 83 millones de mexicanos somos el poder y cómo lo establece nuestra Constitución, en su  Artículo 39: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

Así pues, no permita usted que nadie le meta miedo… que nadie le infunda temor ni a esos personajes que enumero y que están dando públicamente la cara para buscar la presidencia de la República, ni a los partidos que los proponen.

Tampoco debe temerle a quienes maniobran en las sombras de sus residencias y en las tinieblas  de restaurantes y cafetines como Salinas de Gortari, Diego Fernández, Cuauhtémoc Cárdenas y otros de esa calaña, que creen tener al país en las manos y que presumen que, a su voz, se hace lo que ellos dicen…

Téngale miedo eso sí,  a la apatía, a la dejadez en que muchos mexicanos  estamos cayendo y que nos está llevando a ser un país entreguista y un pueblo castrado que ve tanta corrupción e ineficiencia en su gobierno y no hace nada.

A eso sí hay que temerle.

A que  acabemos convertidos en un rebaño de ovejas al que cualquier corrupto, vende patrias,  puede saquear.

Un rebaño que se conforma con las migajas que caen de la mesa donde los poderosos se atragantan con el banquete presupuestal y hasta se dan el lujo de invitar a sus amigos al festín.

No debemos temerle a esos politicastros que se ponen piel de lobo para asustarnos… Porqué temerles si nosotros tenemos el poder de mandarles muy pero muy lejos… al infinito y más allá!!

Como poder público, los ciudadanos podemos llevar al gobierno a donde nos interese y nos convenga

llevarlo; si es con López Obrador, si es con Margarita o con Osorio…bueno, ahí habría qué pensarlo muy bien, porque él viene de ese grupo de corruptos e ineficaces que hoy si nos asustan.

Aunque, bueno,  si de ese PRI que hoy tienen secuestrado Peña Nieto, a través de su marioneta Ochoa Reza, sale algo diferente, pues tampoco hay que temerle. Si el priismo logra sacudirse y deslindarse de esa camarilla y decide reencontrar su vocación histórica, pues bienvenido…

Pero los mexicanos nunca debemos tener miedo del cambio. Terror debe darnos seguir siendo apáticos e inmovilistas.

Eso si da miedo…

Related posts